David Costarrosa

Cómo me fui iniciando en el mundo del dropshipping, desde que terminé los estudios, pasando por diferentes puestos de trabajo; hasta los éxitos y fracasos que me han llevado hasta hoy.

Mis inicios

Me diplomé en Relaciones Laborales y estudié un máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos. Estuve colegiado en el Colegio de Graduados Sociales de Valencia. Trabajé en varias asesorías y como comercial en una ETT, hasta que un día descubrí el Dropshipping y decidí intentarlo, aunque sin éxito.

Un segundo intento

En 2018 encontré un socio con quien llevar el proyecto y empecé a vender en España, consiguiendo escalar varias tiendas a 6 cifras. Aparecieron competidores y la gente comenzó a copiarme. Decidimos crear Beeping, un negocio para ayudar a otros dropshippers, pero fracasamos y se volvió contra nosotros.

Llegada del COVID-19

Durante la pandemia decidimos dejar de dar servicio en Beeping y creamos una nueva tienda, llegando a facturar 25k. Sin embargo, nuestro proveedor de China nos dejó más de 2500 pedidos sin enviar, lo que causó una avalancha de clientes molestos e hizo que pasáramos 3 meses haciendo refunds. PayPal nos bloqueó y tuvimos problemas con Shopify y Stripe, por lo que tuvimos que reinventarnos y cambiar nuestro modelo de negocio.

¿En qué ando actualmente?

Decidimos montar nuestro propio almacén para conseguir tiempos de envío más rápidos, tener un servicio de atención al cliente a la altura y asegurar la calidad de los productos. Además, creamos Customer Hero, Tracking Hero y retomamos Beeping dándole un nuevo enfoque. A día de hoy, tenemos tiendas en diferentes países y no dejamos de hacer crecer nuestro negocio, siempre pensando en el largo plazo y la satisfacción de nuestros clientes.